4 claves de las reglas de origen automotrices en el USMCA

  • 4 claves de las reglas de origen automotrices en el USMCA

    4 claves de las reglas de origen automotrices en el USMCA

    El comercio de vehículos producidos en América del Norte tiene nuevas reglas según el Acuerdo Comercial de Estados Unidos, México y Canadá (USMCA por sus siglas en inglés), que parte de tres elementos centrales: una nueva regla de origen y dos “cartas adjuntas” que negoció México, en principio con Estados Unidos, que aplicarán en caso de que el vecino del norte decida subir los aranceles a sus importaciones globales de autos.

     

    1. Regla de origen más estricta

    Desde comienzos de la negociación, Estados Unidos presionó para aumentar el contenido regional de los vehículos para comercializarse sin arancel en América del Norte, incluso exigía una cuota de contenido solo de ese país. Al final, los tres socios acordaron que los vehículos que fabriquen deben cumplir con una proporción de 75% de contenido regional para comercializarse libremente.

    La regla acordada no solo es más estricta que el 62.5% de contenido regional que establece el tratado original, sino que su método es más complejo.

    El estimado de la industria es que 70% de las exportaciones mexicanas ya cumplen la nueva regla de origen y que el resto deberá cambiar su cadena de abasto para cumplirla. Para lograrlo, las armadoras tendrán un periodo de transición de tres años, a partir de 2020 que es cuando se calcula que entrará en vigor el tratado. Si no lograran cumplir con el monto de 75% para 2023, entonces tendrán que pagar el arancel de Nación Más Favorecida vigente actualmente para entrar al mercado estadounidense de 2.5%.

    Contenido laboral

    Lo que ha sido más polémico de esta regla es la exigencia de 40% de valor de contenido laboral, el cual debe ser producido en plantas que pagan salarios de 16 dólares por hora. Una porción de 25% de ese contenido laboral debe acreditarse con mano de obra y eso excluiría a México.

    Es factible que algunas armadoras cumplan con ese contenido, pues 10 puntos porcentuales pueden cumplirse con la inversión y producción en centros de investigación y 5%, con capacidad de producción en motores, transmisiones y baterías.

    Además, para cumplir con el contenido laboral, México no necesariamente debe subir sus salarios, buena parte del valor de los vehículos que exporta contienen autopartes que provienen de Estados Unidos y Canadá que sí tienen ese nivel salarial.

    Materia prima y sus partes

    La regla de origen exige también que 70% del aluminio y del acero utilizado sea de los socios de la región. Las autopartes “esenciales” (ver infografía), deben cumplir con 75% de valor de contenido regional, en promedio.

    2. Cartas adjuntas, un “seguro” para inversionistas

    A cambio de aceptar reglas de origen más estrictas, México pactó una protección para la industria ante dos situaciones específicas, con la intención de dar mayor certidumbre a las nuevas inversiones, que está contenida en dos cartas anexas dentro del tratado.

    Protección para autos no originarios

    Estados Unidos ha advertido que desea subir su arancel de Nación Más Favorecida el cual aplica a los autos que importa que no cumplen con la regla de origen o que provienen de países con los que no tiene tratado.

    Pero México, según la Carta, tiene la garantía de que 1.6 millones de los autos 108,000 millones de dólares (mdd) de autopartes mantendrán el arancel de 2.5%. El monto supera los 600,000 coches mexicanos que actualmente no cumplen la regla.

    Un seguro vs. la 232

    La otra carta anexa operará si Estados Unidos decide imponer un arancel a sus importaciones globales de autos que compruebe que son una amenaza a su seguridad nacional, según la sección 232 de su ley de comercio interna. En ese caso, el compromiso con México es respetar la capacidad de producción actual y de las nuevas armadoras, y exceptuar de ese arancel a 2.6 millones de unidades y 108,000 millones de dólares de autopartes.

    Fuente: http://www.manufactura.mx

    Leave a comment